Los saltos ejercen una influencia positiva en la musculatura extensora (y flexora) de las piernas, fundamentales para la consecución de una buena potencia en el salto, esencial en muchos gestos deportivos. Desde hace varias décadas son utilizados para el entrenamiento y la potenciación muscular, desde mediados de los años 90 los fisioterapeutas deportivos adoptaron un método cuyo principio es saltar, conocido come ejercicios pliometricos. .